Mostrando todos los resultados 3

Show sidebar

Placas de Inducción

Las placas de inducción son una variedad de la vitrocerámica. Ocurre que, además de su diseño minimalista y, elegante, tiene una eficiencia energética notable. Por ende, comprar una de estas placas es una interesante inversión a largo plazo.

Hacemos énfasis en el concepto de inversión, ya que los costes de una placa de inducción son casi el doble que los de una vitrocerámica convencional. No obstante, tienen ventaja en el mejor uso de la energía y en el tiempo de vida útil.

¿Cómo funcionan estas placas? Sucede que no usan resistencias, como sucede en la mayoría de las cocinas eléctricas. En realidad, se valen de una tecnología diferente: los campos magnéticos generados por materiales ferromagnéticos.

Lo que sucede en una vitrocerámica de inducción es que el material se agita rápidamente por efectos de la inducción. De esta manera, se genera calor que sirve para las labores de calentamiento en la cocina.

Tal vez, su principal ventaja es que calientan directamente el recipiente (sartén, olla, etc.) a utilizar. Además, cuentan con un sistema que detecta si hay, o no, un recipiente adecuado en su superficie. Hay que considerar que no deben usarse en recipientes de: aluminio, cerámica, terracota, vidrio o cobre.

Quizás, la única limitación de una cocina de inducción es que no se emplean en variedad de recipientes. Del resto, son encimeras fantásticas. Muy recomendadas para cocinar con rapidez, a excelente temperatura y economizando la energía.

Además, son muy seguras. Evitan quemaduras ya que no calientan la hornilla. En realidad, lo que se caliente es el recipiente. Se trata de una magnífica tecnología, perfecta para hogares con niños pequeños, quienes son susceptibles a accidentes domésticos en la cocina.

Compra ahora mismo las mejores placas de inducción para tu cocina. Tenemos excelentes precios, calidad y marcas reconocidas. Dale un vistazo a nuestra página web y, busca el modelo de prefieras. ¡Contáctanos!